PROBLEMAS DE CONDUCTA INFANTIL

La desobediencia, las rabietas, el negativismo, etc..., constituyen parte de los trastornos de conducta más habituales durante la infancia. Estos problemas pueden resultar muy perturbadores para los padres dado que suelen suponer un desafío a su autoridad y control, llegándose a establecer un vínculo relacional coercitivo con los hijos.
Situaciones especiales:

Desobediencia, negativismo y rabietas
El cómo tratar a un niño desobediente es motivo de consulta frecuente. La desobediencia puede ir acompañada o no de otros elementos disruptivos como las rabietas o el negativismo. Hay que valorar cada situación para tomar las medidas correctoras oportunas.

 

SUS RELACIONES CON LOS OTROS

Habilidades sociales en la infancia

Cuando hablamos de niños con problemas en la habilidad social, que tienen problemas en el establecimiento de vínculos adecuados, no nos referimos sólo al niño tímido o retraído. En la base de las conductas de muchos niños agresivos, existe también una incapacidad manifiesta para establecer vínculos sociales adecuados.

Los celos infantiles
Muchas son las causas que pueden disparar los celos. En la infancia es habitual la aparición de celos tras el nacimiento de un hermanito. En cierto modo, el niño se protege y reclama seguir teniendo la misma atención que se le dispensaba antes y que ahora tiene que ser compartida. Por tanto, puede tener un cierto valor adaptativo. En muchas ocasiones, la respuesta de celos es exagerada, prolongada en el tiempo y cursa con gran malestar y deterioro en las relaciones. Es, en estos casos, cuando la ayuda profesional es imprescindible.

Intervención psicológica
Antes de proceder a la intervención debemos averiguar cuál puede ser el origen del problema y cuales los factores de riesgo. Hay niños que han sufrido carencias afectivas severas en la infancia y que aprenden a reaccionar a las “agresiones” del mundo externo retrayéndose, sin embargo, una gran parte de niños con dificultades en la relación social, provienen de familias normalizadas, y esos son los niños que desde pequeños se catalogan de “tímidos”.

SITUACIONES ESPECIALES

Separación o divorcio de los padres

El rompimiento de los lazos afectivos es siempre doloroso y se vive con cierta angustia por parte de la pareja que ha compartido parte de su vida y que ahora ve roto el proyecto común. Pese a ello, las principales víctimas de todo proceso de ruptura son los hijos, en especial, los más pequeños. Es habitual la aparición de ciertas conductas desadaptadas en los hijos cuando se produce la ruptura de los padres.

Niños adoptados
Al igual que sucede con la mayoría de los niños, cualquier hijo adoptado presenta una serie de características cognitivas, intelectuales y emocionales que son consecuencia directa de una serie de factores tantos internos como externos, algunos de ellos fuera de nuestro control. Otros perfectamente conocidos y controlables. Debemos conocer las características específicas de este colectivo si queremos ser eficientes para ayudarles.

 

 

 

Contacto

Psicóloga Blanca Ramírez.
Calle Vidal y Sureda 1, esquina Joan Miró 146. C.P. 07015. 
Palma de Mallorca.

Correo electrónico:

 maspsicologos@hotmail.com

También puede llamarnos al teléfono: +34 616140358 

Nuestra oferta

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Serviciospsicosociales